jueves, marzo 29, 2007

Felicidades, Payes!


Cuántas sonrisas,
miradas cómplices;
cuántos besos y cuántos abrazos.
Cuántos problemas y cuántas decisiones;
cuántos cambios en el mismo camino,
cuántas historias, cuántas histerias
cuánto regocijo y cuántos pesares.
Cuántas lágrimas de dolor y/o gozo,
cuanta motivación, cuántas satisfacciones,
cuántas conversaciones…

¿Cuánto amor cabe en cuarenta años?

Jorge Humberto y Rosa María
1967-2007

2 comentarios:

Simiesca dijo...

Sani ¿con cuantas mamàs se casó tu papá? ( yo como que veo otras dos atrás de ellos ) jejejejje, perdona la burrada, felicítalos de mi parte, ojalá algún día lleguemos Jaco y yo a tal extremo!!!

Geo dijo...

jajaja, qué sope!, no pos nomás se casó con una, que yo sepa, claro... Las otras eran buenas tiradoras pero mi madre tuvo mejor puntería. Creo que las "damas" se vistieron asi, como novias, pero iban en tonos pastel (aaaah shalalá shalalá). Lo más curado es que cuando les llamé (a algunas que todavía son amigas de mis padres) para invitarlas a los 40, todas respondieron lo mismo: "Ya cuarenta??? noooo, no es posible".