jueves, diciembre 01, 2005

FILings...



Sigue la FIL y yo sigo con ella, pero es necesario hacer una pequeña pausa, breve, sólo para recapitular un poco lo que me ha traído la FIL este año y que creo ha sido más de lo que me ha regalado en 12 años de asistencia ininterrumpida.

z) El domingo 27 de noviembre se presentó en el salón Agustín Yáñez del centro de negocios de la Expo, la revista CASIOPEA, en la cual tuve el privilegio de participar con un pequeño pero divertido cuentito. La invitación la hizo el buen Gabo, mi primo del alma, y durante más de un mes me olvidé casi por completo de que había sido requerida para esta publicación. Debo reconocer que salvo uno o dos comentarios que había escuchado de voz de Gabriel sobre la revista, nunca antes la había visto. El concepto es novedoso: se tiran 40 ejemplares, nada más, con obra original de artistas plásticos de Guadalajara; en esta ocasión y a consecuencia de la FIL se invitaron a escritores a participar y tuve el honor de estar entre las invitadas. Durante el evento se improvisó la lectura de algunos de los cuentos y poemas que fueron incluídos en la revista, me sorprendió gratamente que una peque de 6 años estuviera participando también en la revista. Lo mejor, pero realmente lo mejor fue:
  1. que mi gran y maravillosa amiga Lula me hubiera acompañado.
  2. que el buen Fletes también se hubiera dado una vuelta por allá y que me "animara" para leer el cuentito.
  3. haber conocido al maravilloso Víctor Joseph, quien ilustró con un fotograma el texto y quien es realmente maravilloso. Gracias Víctor, mil gracias otra vez.
  4. haber conocido a Ramsés Figueroa, otro gran personaje de la literatura tapatía, súper agradable, súper chambeador, muy chido. Seguiremos en contacto, mi estimado; fue un privilegio colaborar con el equipo de Casiopea.
  5. haber sabido y escuchado, después de conocerlo durante 10 años, de la risa de Arnau.

y) Luego, el 28 de noviembre comenzó, también adentro de la FIL, el Coloquio de Bibliotecarios, saludé a Sergio López Ruelas, Martha Enciso, Helen Ladrón de Guevara, etc., etc. amigos y compañeros de vocación durante el tiempo que he estado involucrada con los libros y los servicios bibliográficos. Fue un gustazo volver a verlos.

x) Por la tarde, el mismo lunes, tuvo lugar la primera reunión de bibliotecarios de la Red de Bibliotecas Especializadas en Ciencias Sociales, en El Colegio de Jalisco. Debo reconocer que siendo anfitriona no dejaba de sentir cierta tensión al invitar a LOS GRANDES, como lo son el Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de México, El Instituto Mora, El Colegio de Michoacán; sin embargo, durante la reunión pude darme cuenta y agradecer infinitamente, que contrario a mis temores, nadie padece síndrome de "diva" entre los bibliotecarios; todos demostraron una actitud abierta y con muchas ganas de trabajar en equipo. De esta reunión se formó una mesa directiva y varias comisiones, así que nos espera un 2007 de mucho trabajo. Entre las personas con quienes conviví más y con quienes me identifiqué más, fueron Carlos Arellano, director de la biblioteca del Mora y Martha Hano, coordinadora de colecciones del CIDE, ojalá pronto nos volvamos a encontrar en Zamora para las jornadas o en la segunda reunión de la red.

w) Sigo caminando entre los pasillos de la FIL, y el martes me topo con el colectivo editorial Letra Negra, un grupo de chavos centroamericanos, libros de calidad, editados por manos y mentes jóvenes; fue un gustazo compartir el vino con Mauro, Víctor y Armando; espero logren encontrar un espacio en México y que nuestro sueño de colaboración en conjunto se concrete a corto plazo.

Hasta aquí voy en la FIL, conociendo, reconociéndome, inventando y reinventándome. Comprando libros que juré que jamás leería, revoloteando entre editores, sonriendo, viviendo, pero ante todo y sobre todo, caminando, caminando mucho aunque nunca sea realmente demasiado.

2 comentarios:

Lord Cheselin dijo...

El Frente de Intrusos de los Libros (FIL)tiene toda la onda Jalisco esta irreconocible.

Sera Paris... Sera Nueva York...

Un saludo rioplatense a la Princesa Mex

Angélica Maciel (Samantha Elliott) dijo...

...¿No viste a Toni Morrison entre tanto libro? Mi señora, que suerte andar en FIL y tener la oportunidad de allí leer cuentos. Felicidades por eso, a ver si luego Casiopea me dice dónde y cómo firmo. Saludos a Lavi, quien seguro reconoce el olor a los viejos libros.