viernes, agosto 05, 2005

Pan pa'l niño


Pa' mi niña Lavinia
Que le den pan al niño
pa que se arrulle
que le den panecito
de miel y risas
que mi niño llora
y mi niño sufre
y mi niño es el niño
de las gaviotas
que alimenta su alma
de mar
y
sueños.
Y si aún tiene hambre...
que le den pan con sueños
pa'l dolor de vientre
que le den pan con miel
y no llore ya.
Duérmete
mi niño
de mar
y selva
duérmete
y que el llanto
no dure más.

3 comentarios:

Igor dijo...

Usté sabe, mi estimada, que no soy poeta. Más bien, las compongo en el aire. Lo que sé de cierto es que su intervención es musical, casi como un arrullo. No sé describirlo mejor, salvo en esos términos, que me son más familiares. Se nota que va teledirigida y con una intención clara. Un lulaby (no sé si se escriba así), una canción de cuna, con los silencios justos para contrastar la enunciación. Ritmo acompasado, sin duda. Saboreable, como el pan con miel. Evocador por lo mismo. Ah, pinche nostalgia de la niñez. Ya ve, casi hace que se me salga una lágrima...

Geo dijo...

En realidad es un arrullo, sin música todavía, pero la intención siempre fue esa, gracias por compartir este momento de ensoñación.

Lord Cheselin dijo...

La vida es de la misma substancia que los sueños, decia un ingles. Estas ensoñada y muchas cosas mas supongo, y desde ese sopor, escribiendo de madre (interpretar por los dos lados: madre madre y madre como dicen los mex.)