martes, julio 05, 2005

Ce Monde, 1964-2005

Chaque jour j'ouvre les yeux sur toi
Chaque nuit vient les fermer sur toi
Tu souris et je suis le plus heureux
Loin de toi je suis si malheureux
Chaque fois que tu as cru en moi
Tu sais bien que j'ai gagné pour toi
Ton amour me suffirait
Pour te donner un monde entier
Et ce monde sera fait pour toi
Et personne ne n'y viendra que toi
Notre vie commencerait
Et tu vivrais dans ce monde à moi
Ton amour me suffirait
Pour te donner un monde entier
Et ce monde sera fait pour toi
Et personne ne n'y viendra que toi
Si jamais tu me quittais il est écrit que la vie
Toute la vie serait finie pour moi
G. Berárd.

Como consecuencia del temporal que impera en el país; la situación se vuelve un poco tormentosa con vientos del noreste que se ven reflejados en ráfagas de poemas. Para evitar este y otros inconvenientes, se recomienda quedarse en casa, desechar cualquier material punzo-cortante como: galletas marías, pan tostado; encender su televisor, apagar o bien desconectar cualquier medio de intercomunicación a la mano y cerrar bien las ventanas; no sea que las brisas nocturnas lo descubran en mitad del insomnio con una duda cubriéndole las ideas.

3 comentarios:

Chrontázar dijo...

Pero si las dudas son la única certeza (cómo???)que tenemos. Seguir con el temporal; un refugio recién encontrado; el café a la mano, tabaco y mucha melancolía.
Bien por Torreslandia que llueve.

Geo dijo...

Llueve en Torreslandia y Torreslandia se llueve solita, al menos eso es lo que hasta ahora la comunidad internacional le hizo sentir. Gracias por la lectura de tanta lluvia. Y sí, un buen refugio es el cigarro (benson menthol, mejor), el café? no, no esta noche. Hoy me acompaña un whiskito saludable cuando la salud mental está en el hilo.

Martha dijo...

Mejor hay que abrir las ventanas mi estimada...no le saque. Comienzo a dudar aquello de que a usted le viene mejor el "estar bien" para que la creación aparezca. La neta, me gusta esta Geo tormentosa, que duda, a la que el viento le abre unas ventanas que preferiría mantener cerradas. Pa'elante mi niña, ¿o pa'l noreste?, je. Yo la acompaño, ya sabe.